logo
Journalism and Communications are my passion. A multitasker with meaningful experience in news management and content strategy, my goal is to work in a multicultural and innovative environment. Now in Brussels.

Un país muy agotador

Siempre hay que tener la guardia en alto, no vaya a ser que uno o una más “tíguere” que tú te quite el puesto, el marido o la esposa, la esperanza, la paz.

Si eres hombre, peor, porque además tienes que ser omnipotente, nunca débil, demostrar que no hay más macho que tú -ni en la cama, ni en la casa, ni en la oficina, ni en la “bolita del mundo” completa.
Debes desarrollar un gran sentido del humor -o una agresividad apabullante- para que a cualquiera que se le ocurra dudar de tu masculinidad (eso ahora es materia hasta de amenazas de abogados autoincriminadores de sus clientes) le puedas rebotar con un chiste o un puñetazo, en el mejor de los casos.

Si eres mujer, además de pasar por la abrasadora tortura del salón de belleza -con químicos para alisar el pelo desde los 5 años- tienes que estar siempre sonriente, siempre dispuesta, siempre impecable y correcta, para que sobrevivas a los machos violentos y acosadores que aparecen en cada esquina. Además, no te quejes mucho ni hables de feminismo, que eso es fanatismo lésbico. Y no engordes, por más que la panza de tus coetáneos del género masculino les oculte los pies: ya hay calcomanías en los carros que prohiben gordas a bordo.

Si eres de piel negra, no se te ocurra acomplejarte, por más que a tu alrededor se hagan chistes de mal gusto sobre la supuesta inferioridad de las personas como tú. Ni loco o loca digas que en este país hay racismo, porque te sumarán a la cada vez más larga lista de injerencistas extranjeros que quieren unificar la isla.

Hay que aguantar hasta en el metro prédicas sobre la fornicación y el infierno a las 7:30 a.m. y a gente que comienza una reunión diciendo: “Vamos a rezar, asumo que todos creen en Dios” sin el más mínimo asomo de respeto por el otro.

¡Qué país tan agotador!

María Isabel Soldevila

Journalist, Communication Specialist, woman, mother, partner, I am building myself every single day.

2 Comments

  • Carlos Alberto Ramírez Cubilete

    November 18, 2012 3:11 pm
    Reply

    Comparto plenamente tus critrios externados.

    Yo vizualizo dos causas:

    1. El egoismo personal, el cual és innato al individuo.

    2. La falta de oportunidades existente en la Rep. Dom. Escasos puestos de trabajo, escasos amigos sinceros, pocos esposos y esposas puros, etc.

    Entonces,El o La persona que posee uno de estos arriba expresado, debe de cuidarlo, ya que todos y todas los apetece,

  • Argénida Romero

    November 18, 2012 3:11 pm
    Reply

    Te has desahogado por mí. Gracias!!! Lo comparto.

Post a Comment

thirteen + eight =