logo
Journalism and Communications are my passion. A multitasker with meaningful experience in news management and content strategy, my goal is to work in a multicultural and innovative environment. Now in Brussels.

Los números no cuadran

Esta semana se posaron en las páginas de los diarios múltiples cifras que buscaban reflejar el estado de la economía y de la solvencia de la administración pública. Más que crear certitudes, lo que hicieron fue sembrar dudas.

Mientras 400 contratistas esperan que se les paguen los RD$2,400 millones que les adeuda el gobierno, según reportes del periódico Hoy, y Leonel Carrascoque solo habla si Diandino Peña lo autoriza- admite un déficit de unos RD$500 millones mensuales para la obra cumbre del presidente Fernández, el mandatario anuncia obras por RD$863 millones en Pedernales e inaugura entre San Cristóbal y Baní una carretera de apenas 28 kilómetros a un costo de RD$7,580 millones -o sea ¡RD$270 millones por kilómetro!- que no alcanzaron para los seis puentes peatonales.

En el paseo por Pedernales, que hicieron por el aire en 11 helicópteros, según el periódico El Día, la mayoría de los funcionarios asistentes y la avanzada presidencial, al Presidente le llovieron las quejas por las precariedades que, tal vez desde las alturas no se veían tan claramente.

Explicaciones hubo; el Presidente argumentó que tiene que manejarse en medio de precariedades. Podemos entenderlo. Lo que confunde es que en la misma semana el ministro de Hacienda, Vicente Bengoa, dijera, durante la decimocuarta Conferencia de Las Américas, que no puede aplicarse una política de reducción del gasto público.

¿Para que se reinician los consejos provinciales, espacios para la promesa y el proselitismo en un momento en que el dinero no alcanza? ¿Se planificó el metro igual que el aumento a los médicos que, llegada la hora de aplicarse sufrió retrasos causados por problemas de planificación? En el interín el Banco Mundial, el Interamericano de Desarrollo, el Fondo Monetario y las autoridades locales y todos exigen, critican, elogian y tiran cifras a diestra y siniestra.

Mientras, el sector eléctrico sigue en las sombras de su ineficiencia y sus crecientes deudas. Y por más vueltas que damos, seguimos lentos con el desarrollo humano, rápidos con el gasto en áreas que no necesariamente impactan en el futuro de nuestra gente y jugando a la campaña eterna, ahora con menos billetes.

Foto de trabajos del Metro: Listín Diario
Foto del Presidente Fernández

María Isabel Soldevila

Journalist, Communication Specialist, woman, mother, partner, I am building myself every single day.

3 Comments

  • a.read

    September 21, 2010 1:49 pm
    Reply

    Si el nuestro gobierno fuese un negocio, hubiera quebrado hace tiempo, si fuese un padre de familia, igual….

    Es hora de ahorrar, los gastos superfluos, barrilitos, subcidios, tarjetas, deben se eliminados a favor de la educacion y la salud del pueblo
    Pilsudski

  • Tavi

    September 23, 2010 11:22 pm
    Reply

    Y no hacemos nada….

  • Anónimo

    October 16, 2010 3:04 pm
    Reply

    Para que el pais funcione hay que cambiar y acabar de una vez con el el clientelismo. Una empresa no puede funcionar si regala sus recursos y eso es lo que pasa con el govierno. Se necesita una politica de production, Que el dinero que se invieta vuelva de nuevo a las arcas para despues ser re-invertido de nuevo.

Post a Comment

2 × 2 =