logo
Journalism and Communications are my passion. A multitasker with meaningful experience in news management and content strategy, my goal is to work in a multicultural and innovative environment. Now in Brussels.

Un día para luchar

Mañana se conmemora el Día Internacional de la Mujer. Más que un segundo San Valentín o un Día de las Madres, con sus respectivos bombones, rosas y electrodomésticos (notoria muestra del problema de género que aún asocia feminidad con labores del hogar) esta efemérides nos enrostra lo pendiente para conseguir la equidad de géneros.

Las típicas discusiones sobre el 8 de marzo y el feminismo se darán ese día, y es bueno dejar algunos conceptos claros. ¿Y por qué no hay un Día Internacional del Hombre? ¿Por qué tiene que haber una cuota de participación femenina en las elecciones? ¿No se están “autodiscriminando” las mujeres? Yo llegué a hacerme esas preguntas en algún momento, y el Día Internacional de la Mujer tal vez es un buen momento para plantearse otras dudas.

En pleno siglo XXI, las mujeres siguen ganando menos que sus compañeros por el mismo trabajo y con las mismas competencias. ¿Por qué ocurre esto en una sociedad que algunos pretenden paritaria? Aunque las mujeres hemos poblado los puestos de trabajo, siguen siendo puestos de menor jerarquía y, aún cuando llegamos a la cima, adoptamos un estilo muy similar al de los hombres para comandar. ¿Por qué no traemos nuestro propio estilo a la mesa?

En las universidades locales somos mayoría, ¿por qué entonces la perspectiva de género es inexistente en los pensa? Pongamos como ejemplo la carrera de Periodismo, donde aún se perpetúan los esquemas que permiten que apenas el 24% de las personas entrevistadas por los medios sea una mujer y apenas el 16% de las noticias se enfoque específicamente en ellas, según el Proyecto de Monitoreo Global de Medios 2010 presentado en ocasión de la 54 Sesión de la Comisión de Naciones Unidas sobre el Estatuto de la Mujer.

“Casi la mitad (48%) de las noticias refuerzan los estereotipos de género, mientras que 8% de las noticias los cuestionan”. En ellas la mujer es esposa, madre, hija y pocas veces ella misma, dice el monitoreo realizado el 10 de noviembre de 2009 en 130países.

Lo de la cuota electoral se responde aún más fácilmente: cuando tengamos igualidad de condiciones para competir, no la necesitaremos. Ojalá y sea pronto.
Es hora de pensar en estas preguntas y plantearnos todos los días qué hacer para lograr un mundo más justo.

María Isabel Soldevila

Journalist, Communication Specialist, woman, mother, partner, I am building myself every single day.

2 Comments

  • la india del cibao

    March 9, 2010 12:12 am
    Reply

    Me da mucho gusto en ser la primera en comentar en este articulo.
    Voy a utilizar mi experiencia personal para hablar de uno solo de los muchos puntos que cubriste.
    Trabajo en el Metro de la ciudad, dando mantenimiento y reparacion a las vias del tren, soy la unica mujer y para colmo cincuentona. Aunque no sufro de discriminacion en cuanto a salario, ya que gano lo mismo que mis compañeros, es una cosa que le molesta a todos por igual, y no hay un dia de la semana en que no escuche la misma queja: como no tengo la misma fuerza fisica que muchas veces se requiere para realizar las labores diaria, muchos de ellos concideran que yo deberia ganar menos y se quejan, sin embargo no les molesta ver a otros compañeros que teniendo la capacidad fisica igual a las de ellos se evaden del trabajo y no hacen nada. Su machismo solo les permite ver que estoy ahi con ellos y ganando lo mismo y eso le molesta. Estoy de acuerdo contigo, este es dia para seguir luchando, es responsabilidad de nosotras como mujeres-madres educar a nuestros hijos varones para que aprendar a darle a la Mujer el valor que ella se merecen.

  • Tulio José Mateo

    March 9, 2010 12:12 am
    Reply

    Hay día del padre y día de las madres, pero creo que a pesar del valor que tiene el día internacional de la mujer, en la actualidad el día de la mujer magnifica esa diferencia que se quiere reducir.

    Acá en Rwanda, el día de la mujer es tan reconocido que lo han hecho feriado. No sé qué beneficio le encuentran, cuando lo que deberían es fortalecer el ministerio de la mujer, o usar el día para motivar dentro de los propios órganos de gobierno.

    En RD, lo de la igualdad de condiciones va llegando, creo, tal vez a paso lento, pero, también creo, a paso seguro. Aunque no signifique que la calidad sea distinta a la de los personajuchos ensacados.

Post a Comment

nine + one =