logo
Le journalisme et la communication sont ma passion. A «multitasker» avec une expérience significative dans la gestion de nouvelles et de contenu stratégie. Mon but est de travailler dans un environnement multiculturel et innovant. Maintenant, à Bruxelles.

En la muerte como en la vida

Hace varios años, en una entrevista, un antropólogo estadounidense me dijo que una de las mejores formas para conocer a una sociedad era visitar sus cementerios. La forma como un conglomerado trata a sus ancestros, a sus difuntos, dice mucho de cómo trata a los vivos.

Ayer, Día de los Fieles Difuntos, las fotos del estado de algunos de los cementerios de Santo Domingo parecían gritar: si en vida nos tratan como tratamos a nuestros muertos, el panorama debe ser sombrío.
Algunos informes presentados esta semana por el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) apoyan tan pesimista perspectiva: El 22% de las adolescentes de nuestro país ha estado embarazada, un 2% más que el promedio mundial de países en desar

rollo. De las jovencitas de entre 15 y 19 años que han tenido relaciones sexuales, un 39.6% lo ha hecho con hombres al menos 10 años mayores que ellas, lo que en nuestro país constituye un delito muy poco perseguido.

Las más pobres y las de menor escolaridad son las que se encuentran en mayor riesgo, sin que se acabe de aplicar un buen programa nacional de educación sexual ni un verdadero plan de prevención de embarazos en adolescentes.

En el mismo grupo de edad, un 21% reporta haber padecido alguna infección de transmisión sexual en los últimos 12 meses, lo que nos sitúa cerca de países como Costa de Marfi l (21%), Nicaragua (26%), el Congo (29%), Ghana (29%) o Guinea (35%).

En el otro extremo, nuestros mayores, el panorama no es más alentador. El 91% ha sido víctima de violencia emocional, infl igida por sus propios hijos, parejas y nietos. Las agresiones se han manifestado a golpes en un 32% de los casos.

La violencia que se manifiesta en la profanación de tumbas maltrata en vida a nuestra gente desde que nace. Es hora de revertir esta tendencia a la destrucción. Despertemos.

Publicado en Listín Diario el 3 Noviembre 2013

María Isabel Soldevila

Journalist, Communication Specialist, woman, mother, partner, I am building myself every single day.

Non Commentaires

Poster un commentaire

15 − cinq =