logo
Journalism and Communications are my passion. A multitasker with meaningful experience in news management and content strategy, my goal is to work in a multicultural and innovative environment. Now in Brussels.

Dos meses después… reflexiones de una nueva mamá

Me cuesta creer que hace apenas dos meses mi vida basculó. Parecen años. Llevaba 39 semanas (37 en realidad) cultivando la semilla del cambio que experimentaría, pero nada me había preparado para la experiencia de conocer a Julien Manuel.

El 2009 fue un año de muchos retos. Philippe y yo conocimos el amor a distancia y el cansancio de aeropuertos y vidas en maleta. Ganamos millas y perdimos momentos preciados, pero el cuerpo y el alma saben cómo arreglárselas cuando las cosas son para siempre.

En 2010 llegó el bebé. No quiero ya pensar en las frustraciones y estrés que sufrí por la decisión de la cesárea. Anhelaba, luego de mis clases de preparación al parto, seguir el ritual que mandaba la naturaleza. Cuando escuché el primer llanto de mi pequeñín de 8 libras y 53 centímetros y las lágrimas más emocionadas de mi vida brotaron, eso ya no importó.

No quiero recordar tampoco el dolor que me cruzaba el primer día. La desesperante sensación de la anestesia, de no poder mover constantemente los dedos de los pies (esa manía mía que también tiene mi hijito). No deseo pensar en el baño que me dio la enfermera porque yo no podía, o en cómo bajar de la cama parecía un reto mayor que subir al Pico Duarte. Mi bebé estaba ahí. Y no sabía qué hacer con él.

Ya no vale la pena pensar en las dos semanas de pezones partidos, o de presiones externas para que dejara la lactancia y le diera un biberón. Dos meses después, ver sus ojitos mirarme mientras de mi cuerpo sale su alimento es de un regocijo difícil de explicar.

Ya se fueron casi todas las libras, aunque mi cuerpo no es el mismo. Ya vendrán meses de dietas y gimnasio más adelante. Ahora los días son de insomnio y pañales, de canciones de cuna y media luz. De llorar con mi Julien su llanto de cólicos y danzarlo en mis manos adoloridas. Ahora es tiempo de aprender a amar sin contemplaciones, a comer después que todos, a bañarme rápido, a pensar en él más que en mí y en mí porque quiero ser mejor para él.

Quería anotar cada día, minuto a minuto, los gestos que mi dueño, como dice Martí, mi príncipe enano, iba aprendiendo. Decidí vivir esos momentos aunque no recuerde su fecha en el calendario. La primera vez que haló mi brassier con fuerza para llegar a mi pecho, el primer día que me subió su piernita encima para que no lo soltara, el primer día que logré darle un baño sin que llorara, la primera vez que nos dormimos juntos en la cama, abrazaditos los tres…

Todo ha cambiado y acepto con gusto las concesiones que he tenido que hacer. Levantarme a las 6:00 de la mañana ya no es la tortura inimaginable de ayer. Hacer compra de “gente grande” (pensar en plátanos, yuca, arroz y no en picaderas y vinos), sacrfificar el queso, las cremas y todos los lácteos para evitar episodios de intolerancia en el bebé… la primera vez que tuve que sacar el seno al aire en público, y la segunda, y la tercera… oír más consejos de los que me interesa recordar… La primera sonrisa consciente de Julien vale eso y más.

Ahora lo veo, grande y creciendo, producto de mi leche, mi amor y mis cuidados (y los de papá y de los abuelos y ahora también de su nana) y me río pensando en las lágrimas que derramé hace unos días cuando pensé en el momento de dejarlo en casa para volver a trabajar. Falta menos… y aunque cambiar de aires parece tan deseable, ya extraño esa carita que cambiará tanto en estos meses.

Soy la mamá orgullosa de un bebé fuñón. Uno que no se conforma con un bobo, que no acepta que lo dejen o lo entretengan y que no se calla hasta que le dan su comida, o le cambian el pañal o lo que sea que quiera en ese momento. Soy la mamá orgullosa de un príncipe enano que se arranca el pelo de rabia cuando le duele la barriguita, pero que me habla en su idioma, que lucha por sostener su cabecita y mirar el mundo, que sonríe sin dientes como no lo hace nadie.

He conocido un nuevo amor. Ha crecido tanto desde el primer día en que confesé a Naivi que no sabía qué hacer con esa bolita que lloraba y se dormía sobre mi pecho. Lo quiero un poco más cada día y me luce que es una condición incurable. Y estoy feliz.

María Isabel Soldevila

Journalist, Communication Specialist, woman, mother, partner, I am building myself every single day.

17 Comments

  • Anónimo

    March 24, 2010 2:51 am
    Reply

    Ese es el sentimiento de ser madre, todo eso no se estudia sino que nace cuando lo tienes en tus manos, Disfrútala

    Jazmín Reynoso

  • Dioris Colón de Medina

    March 24, 2010 4:52 pm
    Reply

    Mis lagrimas casi visibles dan testimonio de la emocion que siento al leer la narracion de esta nueva etapa que vives. Como colega tuya en este trabajo de ser madres, te felicito por tan precioso regalo, y espero que Dios ponga en ti todo lo necesario para que seas una excelente administradora de esa hermosa criatura que El ha confiado en tus manos. Aunque personalmente no te conozco, me encanta tu blog!

  • Gris

    March 24, 2010 4:52 pm
    Reply

    Qué calientita es esta lagrimita que me brota del ojo izquierdo….Cuán grande y noble se siente este amor. María del alma, gracias por Julien y esta flor que se abre en el alma.

  • Roy

    March 24, 2010 4:52 pm
    Reply

    Lógicamente no he parido, pero una vez me pegaron los malestares! Asi que puedo entender un poco de lo que hablas. La maternidad es lo mas cercano a la creación, solo que en la maternidad no hay errores, ni pecadores. Solo la divina relación Madre-Hijo.

    Felicidades!

  • Anabelle Pérez

    March 24, 2010 4:52 pm
    Reply

    Yo no sé que decir, porque tengo los ojos hechos agua….

  • Aquiles M. Peralta

    March 24, 2010 4:53 pm
    Reply

    Felicidades.

  • Anónimo

    March 25, 2010 11:41 am
    Reply

    mari, eres una mamá al 100%. esas palabras nos llegan al alma y nos estremecen a las que hemos experimentado ese sentimiento incurable como dices de ser madres y de la misma manera a las que no lo son. estoy hecha una fuente de lágrimas de leer y sentir todo lo que sientes tu con tu tesoro. Que dios le bendiga. un abrazo.

    vero.-

  • Iva

    March 25, 2010 11:41 am
    Reply

    Que bella descripcion de la maternidad Maria Isabel, felicidades por tu bebe y sigue escribiendo tan bellas lineas.

  • Yulendys Jorge Valerio

    March 27, 2010 1:03 pm
    Reply

    He sentido en mis entrañas cada una de tus frases. Felicidades nuevamente.

  • Anónimo

    April 2, 2010 1:38 pm
    Reply

    Hola Maria Isabel,

    Que bella tu forma de resumir la maternidad. Felicidades en esta nueva etapa!

    Yo tambien soy orgullosa madre de un bebe fugnon! El mio ya cumplio su primer agno y te cuento que se va poniendo todo mas facil. Los colicos dejan de hacer efecto y en la medida en que van creciendo se entretienen solitos por mas tiempo y van durmiendo mejor.

    Hace mil agnos nos conocimos como reporteras del Listin 2000. Luego de eso tengo ocho agnos ya viviendo lejos de RD pero te leo por aca de vez en cuando.

    Un beso grande para ti y bendiciones para el bebe.

    Carmen Taveras

  • Anónimo

    April 2, 2010 1:38 pm
    Reply

    Dios mio que belleza, eso nos pasa a todas

  • Anónimo

    April 10, 2010 8:50 pm
    Reply

    Amiga, felicidades por tan bello obsequio que Dios te ha enviado.

    Y te doy la bienvenida a esta nueva etapa de tu vida, ya que en esta adquiriras nuevos conocimientos de vida.
    No existe un manual de instrucciones, y esto se aprende en la practica.

    Yo como madre de una pareja de 5 y 9 años, te puedo decir que mi vida es un constante aprendizaje, donde ellos me enseñan a mi y yo a ellos.

    te felicito nueva vez y deseo lo mejor para ti y tu hijo.

    Tu ex-compañera de la UASD Alida Rosario.

    p.d. sobre lo del cuerpo, te dire, que si yo tubiera que elegir entre una figura perfecta o ser madre, elijo ser madre.

  • Sociedad de Chacueyanos Ausentes

    April 10, 2010 8:50 pm
    Reply

    ¿Ves? Te dije que conocerías el amor que no tiene explicación, ese amor que sale de lo más recóndito e insondable del corazón…ese que no tiene condiciones…ese que se entrega…el que se siente en cada suspiro….ese mismo…Felicidades

  • Keseyoke

    April 10, 2010 10:09 pm
    Reply

    que bonito cuando se recibe una criatura con semejante sentimiento, da deseos de tener un hijo.

    felicidades y gracias por compartir este episodio de tu vida con nosotros, mucha salud para todos

    Eliu Gomez V.
    Jarabacoa

  • Anónimo

    April 15, 2010 11:10 am
    Reply

    HOLA MARIA ISABEL

    FELICIDADES, SE QUE COMO BUENA PERIODISTA QUE ERES, SERAS TAMBIEN BUENA MADRE. TE ENVIO MIS MEJORES DESEOS Y QUE ESA DICHA TE DURE TODA LA VIDA

    TU AMIGA

    RAFAELA CESPEDES

  • Luis Peña Sosa

    April 28, 2010 1:17 pm
    Reply

    Desde este hermoso espacio fronterizo de nuestro querido pais,te envio mis mas sinceras felicitaciones por tu hermosa condicion de madre.
    Disfrutalo!!!

    Luis Peña
    Manzanillodigital.com

  • Juan P. Noboa

    May 3, 2010 2:19 am
    Reply

    de no poder mover constantemente los dedos de los pies (esa manía mía que también tiene mi hijito)
    *********
    Rasgos espesos espacios que se transfieren, sin darnos cuenta…Tuve que contenerme…para no llorar. Tenía tiempo que no dejaba un comentario. Pero tus palabras me motivaron, por hablan de un lugar tan cierto que solo conoces tu. Pero que cada uno de lo que hemos tenido la suerte de encontrar ese lugar en nuestro ser, sabemos que existe aunque sea diferente, está ahí. Y lo describes de una forma peculiar…te felicito y que Dios te siga bendiciendo: A ti, a tu Niño y tu esposo.

Post a Comment

20 − 7 =