logo
Journalism and Communications are my passion. A multitasker with meaningful experience in news management and content strategy, my goal is to work in a multicultural and innovative environment. Now in Brussels.

Nadie puede quitarnos nuestros derechos

Esta semana ha sido difícil para quienes creemos en la democracia. Hemos visto desfilar por delante nuestro los más diversos agravios al espíritu ciudadano.Hemos presenciado con asombro y rabia -sí, algunos todavía nos sorprendemos y nos irritamos ante el abuso- cómo sin vergüenza alguna nos quieren recortar derechos; se burlan de nuestros votos y ofenden nuestra inteligencia. Y la campaña apenas comienza. Y son seis años y el hambre es mayor.El engendro que se cocina en la Asamblea Revisora desnuda...

Yo vigilo mis libertades

"Zlatko Dizdarevic supo que su periódico era más necesario que el pan el día en que los guerreros lo incendiaron. Liberación era el único periódico que se publicaba en Sarajevo, y a pesar de la destrucción total de sus equipos e instalaciones, al día siguiente del incendio circuló como de costumbre, y aunque los ejemplares se vendieron al doble de su precio, la edición se agotó en manos de lectores que apenas si tenían el dinero suficiente para comprar pan....

Señales de alerta ciudadana

La aprobación por la Asamblea Revisora del artículo 38 (más conocido por su numeral anterior, el 30) que aleja la posibilidad de legalizar el aborto terapéutico, o por casos de incesto o violación; el sometimiento por parte de un diputado de un proyecto que pretende cercenar la ley de Libre Acceso a la Información Pública y el “error” que provocó que el concepto “información veraz” se colara en el informe de la comisión de verificación de la reforma Constitucional trayendo...

Dominicanas consiguieron que la sociedad toda pensara en la mortalidad materna, pero…

El Parlamento se vistió de vergüenza y condenó a la muerte a las mujeres que porten embarazos perversosPor Mirta Rodríguez Calderón/para SEMLac Atribulada, rabiosa, avergonzada por el conservadurismo decimonónico de un parlamento susceptible de ser coactado por la iglesia católica, la parte más beligerante de la sociedad civil dominicana cerró la semana anterior con la noticia infausta de que las mujeres que alberguen un embarazo inviable tendrían que morir, porque estarían constitucionalmente obligadas a preservar el óvulo fecundado ...

Un gran paso atrás

"El Congreso Nacional, constituído en Asamblea Revisora, acaba de aprobar constitucionalmente el derecho a la vida desde la concepción, con lo que cierra toda posibilidad para que se apruebe el aborto terapeútico en República Dominicana y abre la oportunidad para que la jerarquía eclesial fundamentalista y lo más conservador de la sociedad apele a la prohibición de los métodos anticonceptivos que ellos consideran "abortistas", entre ellos el DIU y la pastilla de emergencia. ¡Es absolutamente lamentable!, NAIVI FRÍAS. Me acojo...

Cuidado con el libre acceso a la información

ATENCIÓN a los intentos de quitarnos nuestras conquistas ciudadanas. Vamos a defender el derecho al libre acceso a la información y a la libertad de expresión. Acompáñenos mañana. Como ciudadanos y ciudadanas, comunicadores y comunicadoras constituidos en grupo de reflexión, deseamos manifestarnos públicamente, y al mismo tiempo ofrecer un espacio de expresión a los demás miembros de nuestra comunidad profesional, sobre las actuales propuestas legislativas que afectan de manera directa la libertad de expresión y el derecho al libre acceso...

Controversias periodísticas

La redacción del diario español El País se ha visto bombardeada por correos sobre la publicación de unas muy crudas fotografías sobre el ejercicio de la prostitución en el mercado de la Boquería, cercano a la Rambla.En las imágenes se ve a mujeres, negras todas, y a hombres, blancos todos y jóvenes en su mayoría, en plena acción, pantalones abajo, cuerpos en L, manos y bocas en servicio sexual pagado.En el ciberespacio, en foros y por correos electrónicos se habló...

De vuelta… más o menos

De códigos y esperanzas Lo conocí a la salida de una clínica de la ciudad. Limpiaba zapatos, como todos los días desde hace ocho años.La mitad de su vida. Le puse conversación para saber qué hacía él, ahora que tanta discusión hay sobre las penas que deben aplicarse a niños, niñas y adolescentes que delinquen. Él tenía ese perfil de los prejuicios, uno de esos jóvenes sin mayores expectativas. “¿Por qué hay tan pocos limpiabotas ahora?”, le pregunté. “Los muchachos...